Escrito por Sergio Santos Fernández

 

En Cocorico nos gusta probar antes de recomendar. Por eso, hemos estado recorriendo muchos bares de la capital para encontrar los mejores cocktails de Madrid y, tras muchas resacas, os dejamos nuestros favoritos.
Míticos, transgresores, originales o clandestinos, hay para todos los gustos, sea para impresionar a tu match de Tinder como para llevar a tu boss. ¡Mira y dinos si nos hemos olvidado de alguno!

Considerado como uno de los mejores templos de la coctelería madrileña, este personalizado local dispone de la firma de Diego Cabrera, el 19º mejor mixólogo del mundo, de acuerdo con The World’s 50 Best Bars, en la que tan solo se sitúan tres españoles.

El Salmón Gurú no ofrece cócteles normales. Su éxito radica en creaciones estrambóticas de autor, técnicas novedosas (y, en ocasiones, nunca vistas), así como en el uso de ingredientes extraños, procedentes del Amazonas como el mamey o el tumbo. Todas estas pautas hacen del Salmón Gurú la meca de los cócteles.

Como novedad, este local dispone, en su planta inferior, un lugar que se podría asemejar a un calabozo. Ahí es donde se almacena la llamada carta negra con todas aquellas botellas de edición limitada, agotadas o traídas del extranjero para que los clientes más selectos puedan disfrutar de ellas.

Salmon_guru_cocorico_digital_inter_services

La Santoría es un pequeño local, poco visible a simple vista en plena calle Lope de Vega. No obstante, la coctelería que buscas se encuentra tras el telón de terciopelo negro.

Así, pues, una vez que cruces la cortina y sientas la luz tenue o, la música de ambiente, estarán dentro de la Santoría. Y sabrás que estás dentro por la multitud de estampas de vírgenes y santos que ahí hay.

En su interior, es posible degustar un sinfín de brebajes de agua bendita, cada uno de ellos creado para solventar un mal o cumplir un determinado deseo y, no siempre tienen por qué llevar alcohol.

coctelería clandestina

Justo en el barrio de Salamanca, es posible trasladarse a la época de Francis Scott Fitzgerald y su novela “Hermosos y Malditos”, en plena ‘edad del jazz’, gracias a este local gastronómico.

Hermosos y Malditos es un restaurante de cocina de casa con un punto personalizado, con toques mediterráneos y saludables.

Su punto más maldito se encuentra en la coctelería, con un ambiente único que invita a vivir la noche y un programa de DJs que recoge gran parte de nombres del panorama actual.

Asimismo, la decoración del lugar se encuentra inspirada en los años 20. Incluso los camareros llevan un uniforme propio de la época, con pantalones de pinza anchos, pañuelo y pajarita.

El restaurante Nubel, cuyo nombre hace referencia a su arquitecto Jean Nouvel, es uno de los sitios de moda de la capital.

Ubicado en el propio Museo Reina Sofía, el Nubel ofrece una cocina divertida y creativa, así como una atractiva carta de cocktails.

Normalmente, suele ser un lugar muy concurrido, pero, de todos modos, en caso de encontrarse lleno, siempre quedará la opción de pasarse a desayunar, tomar un delicioso brunch (15e entre semana y 18e en fin de semana), tomar el aperitivo o, incluso, merendar como un lord.

Además, si tienes la oportunidad, debes aprovechar los tardeos del sábado con flamenquito o, si prefieres la electrónica, los domingos por la tarde, ya que tendrás el honor de presenciar música en vivo de la mano de los mejores DJs de Madrid. Por ello, se podría decir que un lugar apto para cualquiera, vayas con pareja, amigos o simplemente, para pasar la tarde.

ir de copas por madrid

En pleno barrio de las Letras, se encuentra Taller Margarita, un local clandestino que combina cócteles y tacos con, por supuesto, buena música.

El sitio, de aspecto industrial, se dice que es una auténtica fiesta para todos los sentidos.

Su gran protagonista es una larga barra que recorre la mayor parte del local y donde se preparan sus famosos cócteles, especialmente margaritas, de los que tienen hasta 11 referencias distintas. Al final de esta, se encuentra un llamativo foodtruck, especializado en comida mexicana: tacos, nachos y quesadillas.

A todo esto, hay que añadir la cabina del DJ, que se encuentra en el interior de un camión que parece traído de los años 70.

En cuanto a sus cócteles, estos son de lo más mexicano. Su propuesta abarca desde Palomas, uno de los combinados más habituales del país, con tequila y zumo de pomelo rosa, hasta cócteles con mezcal. También, ofrecen micheladas, un mix de cervezas con jugos, salsas y especias.

taller margarita es una experiencia para todos los sentidos

Sasha Boom, un restaurante especializado en la gastronomía del sudeste asiático, con influencias mexicanas y peruanas, ha inaugurado una nueva tendencia en Madrid: comer o cenar con cóctel en mano.

Los cócteles de Sasha Boom priorizan que las propias mezclas no solamente mariden bien con los sabores de cada plato, sino que logren una completa potenciación de estos.

Algunos de sus cócteles son el Jurassic, a base de vodka, sirope de sandía y pepino, jengibre, agua de coco y espuma de fruta de la pasión y presentado en un recipiente que simula un huevo blanco; o la Santa Muerte, a base de pisco con jengibre, mezcal, spicy mango y bitter tiki (mezcla tropical de canela, pimienta de Jamaica y especias), servido en una calavera.

comer o cenar con cócteles

En el lobby del 7 Islas Hotel, se encuentra este cocktail bar del creador del Macera, Narciso Bermejo.

Los pilares de este espacio son básicos, pero muy sólidos. Trabajan con pequeños productores de proximidad, ofrecen sus propios destilados y una carta de apenas ocho referencias.

En cuanto a su carta, además de ofrecer platos elaborados, dan la posibilidad de maridarlos con coctelería. Los clientes pueden elegir los destilados, elaborados artesanalmente, y combinarlos con el refresco natural que mejor le pegue.

copas hotel madrid

El espíritu del local, que se basa en el primer libro de coctelería de la historia “The Bartender’s Guide”, es capaz de transportarnos a una coctelería clásica de principios del siglo XX.

En esta coctelería, se recuperan las recetas más originales, así como todo el conjunto de técnicas que dio lugar al arte de la mixología, con el fin de ofrecer bebidas con historia. De hecho, el cóctel más reciente que se puede encontrar data de 1937 (mientras que el más antiguo, de 1721).

Algunos ejemplos podrían ser el Mint Julep, un mojito preparado con bourbon, sirope de azúcar, zumo de limón y huevo; o el Martínez, con vermú dulce, ginebra, licor de Maraschino y angostura.

recetas originales de cócteles

Este espacio de 1856 se ha renovado bajo la atenta mirada de Diego Cabrera, responsable de la conocida coctelería Salmón Gurú.

Este histórico local, declarado como espacio protegido del barrio de las Letras, regresa con un punto fuerte, su carta de cócteles de aperitivo, como ‘la media combinación’, ‘el Bloody Mary’ o ‘la sangrita’.

Además, también disponen de un área, dentro del local, enfocada a la noche y al jazz y los boleros.

noches de jazz y boleros en el barrio de las letras

Este bar sureño, envuelto en ladrillos y luces tenues, simula, en gran medida, a un bar típico de la ciudad estadounidense de Nueva Orleans.

Con música swing, jazz o funk de los años 60 y 70, esta coctelería del centro de Madrid ofrece una carta de 30 opciones, con o sin alcohol, muchas de ellas elaboradas de manera artesanal en la trastienda del local.

Además, su carta muestra, de manera clara y sencilla, cada tipo de copa y es que, algunas, vienen totalmente ambientadas, como el Voynich’s Mangoscript, que llega acompañado de un manuscrito y una oblea en forma de pluma; o el Hide & Seek, con una taza en forma de camaleón.

discoteca años 60 70 madrid centro

La palabra ‘dash’ significa toque o pizca, y esto es lo que su creador quiere aportar a esta coctelería del castizo distrito de Chamberí.

Muy cerca de la Plaza de Olavide, es posible encontrar esta coctelería clásica, la cual pretende fomentar el consumo de cócteles tradicionales y animar a sus clientes a probar cosas nuevas, por esta misma razón, cada vez que alguien pide un gin tonic o cualquier otra copa, también ofrecer un chupito de uno de los novedosos cócteles de su carta, los clásicos renovados.

Además, los domingos abre durante el día para celebrar y amenizar la hora del vermú.

the dash abre los domingos a la hora del vermu

Este restaurante, ubicado en Lavapiés y galardonado como Mejor Apertura en el Fibar 2019, dispone de dos plantas, la de la calle, destinada a barra, cocina y fiesta, donde poder encontrar numerosos cócteles y, la de abajo, para comedor y una mayor tranquilidad.

En primer lugar, su carta de comidas abarca desde un picoteo clásico con una vuelta de tuerca hasta platos tradicionales y contundentes.

Se recomienda maridar algunos de sus platos con algunas de sus bebidas como el Vermú de grifo o el Espresso, con infusión de café por ultrasonido en vodka, mezclado con licor de chocolate blanco y bitter de nuez, todo ello extraído de un grifo.

En cuanto a sus cócteles, dispuestos en una carta escueta pero completa, todos ellos se sirven en vasos decorados por artistas y tatuadores.

Los cócteles de autor suelen ser transparentes, con una base de infusiones en frío que ellos mismos preparan con el fin de darles un toque personal.

el expresso es la infusión del café por ultrasonido en vodka

Camareros científicos. Bebidas en tubos de ensayo y probetas. Bar dentro de un laboratorio. La Tita Rivera ha modificado el concepto coctelero y gastronómico madrileño para dar lugar a su novedosa creación: la Tita Lab.

De esta manera, este establecimiento ofrece una carta única con bebidas exclusivas, como el vermú elaborado con uva Mencía, vino azul y rosa, sangría blanca, sidra de limón, de piña, de pera o con ron. Todo bebidas de elaboración propia de su fábrica de Chantada, en Lugo.

Además, en la Tita, cada mes se introducen bebidas nuevas, a la vez que modifican las aromatizaciones delante del propio cliente y, cómo no, ofrecen una serie de tapas gallegas como quesos, patés o conservas.

además de bebidas, la tita también tiene tapas gallegas

Easy Bolo es la coctelería subterránea y clandestina del restaurante indio Surya.

Inspirado en la Ley Seca india de los años 50, la cual sigue aún vigente en algunas zonas del país, este local toma su nombre del típico speakeasy, ya que ‘bolo’ significa hablar en hindú.

Los protagonistas de este espacio son, sin duda alguna, los cócteles.

En ellos, la India está 100% presente. Existe el Curry Smash, especiado y picante, o el Vodka Paan Sour, con vodka, azúcar, limón, clara de huevo y PaanMasala.

Además, de jueves a sábado, cuentan con sesiones de DJ y, una vez al mes, se celebra una fiesta especial Surya con House Africano.

easy bolo pertenece al restaurante indio surya

Se trata de una de las mejores coctelerías a nivel nacional. Antigua casa de citas, reconvertida en coctelería de estilo clásico, este local no solamente destaca por sus elaboraciones cocteleras, sino también por sus nocturnas sesiones de DJ y sus exposiciones de arte temporales.

El Santamaría es un lugar novedoso que cuida cada pequeño detalle a la hora de servir sus copas. Disponen de artilugios tan diferentes como máquinas de hielo ionizado, frutas orgánicas y, también, los alcoholes más originales de toda la ciudad para hacer de cada copa, una experiencia inolvidable.

cócteles clásicos en el centro de madrid

Se trata de un tres en uno. Dispone de wine bar, bistro y un bar americano semiclandestino, ubicado en el sótano.

Esta coctelería semiclandestina se esconde tras una puerta de chapa, que suele abrir a partir de las 17h. Se podría definir como un bar americano, con vocación de speak easy y con una larga barra de protagonista.

El Angelita trabaja con una detallada carta de cócteles clásicos, además de creaciones propias, en una fórmula con más de 500 destilados. Así, este local se encuentra a la última en tendencias y ha decidido crear una maravillosa carta de cócteles sin alcohol para todas aquellas personas que no puedan tomar bebidas alcohólicas.

cocktail bar semiclandestino en madrid

Deja una Respuesta